Más
Carro 0

ICAN

I.C.A.N (Instituto de Capacitación Apostolica para las Naciones) es nuestro instituto de verano donde trabajamos impartiendo el espiritu y la unción que tu has leido en este libro de genetica ganadora de mutltudes. La razón porque me decidi escribir este libro ahora es por los efectos y resultados que hemos visto y estamos viendo en diferentes naciones donde enviamos equipos apostolicos a ganar y a establecer el reino de Dios acompañado por milagros y sanidades. Los testimonios son muchos pero aqui hay algunos que te muestran que este libro no es una doctrina o algo teorico sino que es algo que ha sido probado y funcionado en diferentes ciudades y naciones. Estos equipos han sido entrenados para funcionar en lugares de oposición al evangelio ganando multitudes de personas para el reino de Dios.


Fue el viernes 9 de Enero del 2009 en Estocolmo, Suecia. Estaba sentado solo en mi oficina. Hacía poco había terminado la reunión de la oración de las 5.00 de la mañana en la iglesia, tenía una taza de café en la mano pero con una carga en mi corazón. Había un sentir de algo, sin embargo no sabría cómo explicarlo exactamente. Sólo sé que Dios quería decirme algo. Estaba solo e incómodo. Me movía continuamente con mi silla para todos lados. De repente vino; fue una idea, pero lo sentí como una voz dentro de mí. ”Durante 30 días concéntrate en entrenar 50 jóvenes en el ministerio de ganar y discipular. Será un entrenamiento intensivo donde te apartarás con ellos sin que puedan ir a sus casas, sin internet, teléfonos o amistades. Y después de los días de entrenamiento, envíalos a trabajar a cuatro ciudades para predicar el evangelio, ganando almas y consolidándolas durante tres días en cada ciudad. ¡Y verás lo que haré!”

Fue aquí donde surgió este proyecto que en un inicio fue llamado “El Internado”.

Hay veces en que uno no sabe de dónde vienen las ideas, pero esta mañana tenía la certeza de que mi mente se acababa de convertir en una pista de aterrizaje para los pensamientos de Dios.

Esto demandaría un esfuerzo, trabajo y recursos más allá de lo que realmente teníamos. Necesitaríamos locales afuera de la ciudad, los cuales no teníamos. ¿Cómo íba a hacer para formar tres equipos de alabanza, danza, predicación y teatro? Se demandaría un sin fin de cosas, recursos y materiales. Cuando tuvimos una reunión para ver el presupuesto, nos dimos cuenta que estábamos dando un salto de fe. Cuento esto ya que nunca se nos debe olvidar que cuando Dios pone algo en el corazón, el también es quien se encarga de suplir para Sus proyectos. Recuerda que antes de la visión Dios ya tiene preparado la provisión. La provisión de Dios es para aquellos que se han sintonizado con Su visión, y aunque no teniamos todo lo que necesitabamos estaba seguro que Dios ya habia puesto a nuestro alcance todo y aun mas de lo que podiamos necesitar.

Pasé unos días difíciles delante de la computadora, meditando y tratando de escribir. Busqué libros sobre evangelismo y todo era igual, era bueno, práctico pero sentía que no era lo que Dios quería hablar. Me acuerdo de días donde pasaba el día entero escribiendo y borrando, escribía y después de un rato algo me decía:”Eso no, borra”. Me frustré, así que por varios días dejé de trabajar en los temas que íbamos a ministrar en esta escuela ganadora y consolidadora de almas que llevaba como lema, ”Generación que Conquista Ciudades”. Dios me impulsó a entrar en tiempos intensos de intercesión y ayuno, pero nada pasaba, no sólo los días transcurrían, sino semanas y meses.

Hasta que una noche me senté y de repente fue como que se había soltado la tapa de mi cerebro, y comenzó a entrar un sin fin de revelación, formas y estrategias, que me llevaron aproximadamente a escribir tres días sin poder dormir. Sentía la adrenalina como saltaba dentro de mí y las ideas llovían sobre mí y no quería perder ni una sola de ellas. Fue en aquellas noches y madrugadas donde Dios hablo a mi vida la palabra “Alineamiento” y el poder de vivir en todo tiempo alienado en linea recta y perfecta con la visión de Dios.

Durante esos días tuve experiencias donde Dios habló a mi vida y me hizo entender lo que queria hacer. Me dijo: “No quise que miraras libros de evangelismo, porque les voy a dar una unción nueva y diferente para ganar y discipular almas. Te voy a enseñar cómo activar a creyentes apáticos y transformarlos en ganadores de almas y transformadores de ciudades. Te daré una unción para romper, especialmente en los países europeos y en tierras que aparentar ser duras, y lo que ha sido difícil por décadas les será fácil. No saldrás a evangelizar sino a ganar almas, no tratarás de tomar contactos telefónicos para ir ganando poco a poco a una persona, sino que a través de mi Espíritu llevarás a las personas al arrepentimiento en las calles, plazas y centros comerciales, guiándoles a aceptarme como su Señor. Y mientras hagan eso extenderé mi mano para que haya sanidades, liberaciones y milagros, porque tengo mucho pueblo en estas ciudades. Te revelare formas de como mobilizar a mi iglesia para influir en su generación y para la toma de la tierra que les he dado. Ha llegado la hora de regresar el corazón de mi pueblo al proposito, y este es el tiempo para que mi pueblo se alinee con mi visión porque establecere mi reino en las las personas, casas y ciudades.”

Los años han pasado despues del primer internado, de manera que hoy lo que un dia comenzo como el internado se llama I.C.A.N “Instituto de Capacitación Apostolica para las Naciones” atraves de estos institutos hemos activado, formado y levantado equipos de obreros y tambien pastores que han ganando cientos de personas y tambien han establecido iglesias en el continente europeo. Espero que este libro te sirva para alinear y activarte a ti con Su visión haciendo de ti un transformador de ciudades para el reino de Dios.