Más
Carro 0

La salvación es personal pero el servicio es colectivo

Publicado por Rodolfo Rojas en

“Más valen dos que uno solo, Pues tienen mejor pago por su trabajo. Porque si uno de ellos cae, el otro levantará a su compañero; Pero ¡ay del que cae cuando no hay otro que lo levante!” Nuestro llamado fue personal, pero nuestro servicio para producir los frutos esperados necesita ser colectivo. El número dos es número de acuerdo perfecto. El Señor Jesús nunca dejó que sus discípulos funcionaran ministerialmente solos, Él siempre procuraba que trabajaran en equipos de dos personas. La razón es que un equipo alcanza siempre mayores resultados, pues no importando cuánta fuerza una persona tenga, dos siempre vencerán.

Los equipos apostólicos están constituidos por personas que entienden la visión y salen enviados a un lugar específico a predicar, sanar, liberar y discipular. Siempre que sale un equipo fusionado por una misma visión no habrá fuerza de las tinieblas que pueda detener esa misión.

Los puntos siguientes resumen los beneficios del trabajo en equipo:

 • Siempre dos serán mejor que uno. (Eclesiastés 4:9)

 • Al trabajar en equipo siempre se recibe mayor recompensa. (Eclesiastés 4:9)

 • Un equipo no suma fuerza sino que la multiplica. (Deuteronomio 32:30)

 • Jesús enviaba a sus discípulos de a dos. (Mateo 10:1)

 • El apóstol Pablo siempre operó con equipos apostólicos. (Hechos 13:2-3)

 • Siempre, entre un equipo de dos personas, hay un apoyo y una fuerza que no existe estando solo. (Eclesiastés 4:10)

 • En caso de adversidad y lucha, un equipo de dos personas o más puede resistir mejor y vencer. (Eclesiastés 4:12)

 • El acuerdo de un equipo atrapa la atención del cielo. (Mateo 18:19-20)

 • El Espíritu Santo escogía y enviaba en equipos. (Hechos 13:1-5)


Compartir esta publicación



Publicación más reciente →


Dejar un comentario

Por favor, tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados